LA UNIÓN HACE LA FUERZA



El pasado día 26 de enero, era hallado el cuerpo sin vida del pequeño Julen. No podemos dejar de manifestar, ante todo, nuestras más sentidas condolencias la familia. Estas líneas parten de ese profundo respeto y solidaridad con el dolor de la familia que ha perdido ya a dos hijos en tan dolorosas circunstancias.
                Simplemente, se trata de llamar la atención, si se nos permite la expresión, sobre lo que de verdad importa, lo que de verdad nos importa a todos y nos une y convoca a todos, más allá de banderías y de sesudas o menos sesudas doctrinas e ideologías.
                Una empresa de Murcia fabricó en apenas 8 horas unos tubos cuyo proceso productivo  convencional requiere 48, y rápidamente los transportó hasta el lugar donde eran necesarios. Una empresa de Alhaurín el Grande suspendió su actividad habitual para concentrar sus esfuerzos en la construcción de la cesta en la que descendieron los integrantes de las brigadas mineras y de un taladro gigantesco, todo en menos de 24 horas. Una empresa de Málaga cedió sus cámaras de fibra óptica para facilitar la exploración del interior del pozo. La brigada de rescatadores mineros, procedente de Asturias, se personó en el segundo día de trabajos junto al pozo en que había caído Julen. Decenas de camiones y excavadoras han pasado días enteros trabajando en desmontes. Una tuneladora abandonó sus trabajos en la M-40 para desplazarse hasta Málaga. Una asociación de mujeres en Totalán prepara cada día raciones de desayuno, comida y cena para los cientos de personas que trabajan sin descanso en el rescate, día y noche.
                Esto es España. Somos líderes mundiales en donación de órganos y en misioneros por el mundo. Cuando nos ponemos todos a una, no hay quien nos pare. Pero hay un puñado de políticos empeñados en que los españoles vivamos eternamente enfrentados, derrochando las energías que nos son precisas para superar nuestras dificultades y problemas reales.
                Todos lamentamos que finalmente no haya sido posible rescatar con vida al pequeño Julen, pero todo esto nos ha demostrado que si unimos nuestras fuerzas para luchar por lo que de verdad importa, no hay obstáculo o problema que no podamos vencer. El día que todos entendamos que esa debería ser siempre la actitud, ese día volveremos a ser un gran país. Mientras no despidamos de los empleos y cargos públicos a quienes hacen del enfrentamiento y la división su modo de vida, seguiremos poniéndonos piedras en el camino a nosotros mismos. 

R. P.

Comentarios

!Qué bien decís lo que todos pensamos!