SUDÁN DEL SUR VERSUS ETA


La Comisión sobre los Derechos Humanos en Sudán del Sur de la ONU en su último informe hecho público el pasado miércoles, afirma que para que la paz prevalezca en Sudán del Sur hace falta que haya rendición de cuentas y que se haga justicia para las miles de víctimas.

Este criterio parece chocar frontalmente con lo que ha ocurrido en España tras el abandono de las armas de ETA.

Los terroristas etarras no han reconocido su error ni han colaborado en el esclarecimiento de los crímenes no resueltos, lo que permitiría, no sólo cumplir con la rendición de cuentas, sino también aportar la paz necesaria a las víctimas. 

Por otra parte, las víctimas han sido ninguneadas sistemáticamente por ciertas administraciones públicas, especialmente (aunque no exclusivamente) locales y autonómicas; mientras tanto a los verdugos se les ha intentado legitimar popularmente, dando bienvenidas a sus presos liberados, homenajeándolos en las fiestas populares, alabando su trayectoria terrorista en pintadas y carteles, ensalzando de múltiples formas su presencia su pasado y su ideología o, incluso, permitiéndoles ocupar cargos públicos.

Todo esto ha sucedido con la permisividad, cuando no condescendencia, de los tres últimos presidentes del gobierno español. 

Así pues, aquí no parece que vaya a haber rendición de cuentas ni justicia para las victimas pero, claro, esto no es Sudán del Sur.

Carlos Riestra

Comentarios