Todas contra la violencia machista



Lamentable este tipo de espectáculos que se dan en el metro, en las ciudades que disponen de este medio de transporte en este caso Barcelona, por hacer pintadas en las paredes del mismo o por colarse sin pagar.

En las imágenes que podemos visualizar en el vídeo que está más abajo vemos a una chica, fina ella en sus maneras y lenguaje, y cargada de razonamientos intachables adquiridos mediante el estudio contrastado de las bondades del feminismo militante, dando una lección magistral de lo aprendido con esfuerzo a un vigilante, que por desgracia, para él, era hombre, que la reprende, no tengo muy claro según los comentarios del hecho que me han llegado, por cual de las dos causas mencionadas más arriba.

Debajo del video se puede leer una parte de la transcripción de las frases con más enjundia de la "Doctrina" feminazi que ofrece, gratuitamente, al vigilante y al resto de la audiencia.



… porque podrías hacer la vista gorda, para eso soy una mujer y podrías hacer la  piiiii vista gorda ya que eres un hombre, si fueras una mujer no te diría una miiiii, pero eres un hombre ……… y no tienes ni un piiiii derecho ...


Estas cosas se van oyendo, se oyen y se oirán más gordas, porque cuando los derechos que se piden, y se van otorgando según avanzan los planes del mundialismo, son conforme a intereses partidistas, sea un partido político o una parte mayor o menor de la sociedad cualquiera, y no por razón, bien común o derecho consuetudinario, la parte no incluida en ese derecho que se solicita es enemigo a batir y entonces es cuando, como en el vídeo, se puede escuchar: pero eres un hombre (parte contraria a la "sujeta" "objeta" de "derecha" (lo anterior es lenguaje inclusivo))……… y no tienes ni un piiiii derecho.

Va a resultar que la salvación, porque supongo que todos estos montajes son para salvar a la humanidad de algo, tiene que pasar por un gobierno femenino con supremacía total sobre los hombres ¡qué digo supremacía! subyugación del hombre ante cualquier mujer para compensar tantos siglos de vejaciones.

Y es que antes de descubrir esta "doctrina" liberadora de la humanidad los hombres cedían el paso a las mujeres, moderaban su lenguaje en presencia de ellas, por regla general tenían a bien pagar ellos cuando había alguna consumición, los maridos, novios o pretendientes, se afanaban en cumplir los deseos de sus mujeres, novias o amigas con pretensión de pasar a novias, que en el caso de estar la mujer enferma o embarazada el marido multiplicaban los esfuerzos, ... Podríamos seguir con la lista de "oprobios" del hombre hacia la mujer, pero como se dice: para muestra un botón.

Sí claro, hay y ha habido casos de maltratos, abuso de la fuerza física, violencias de mil tipos totalmente reprobables y condenables por la justicia humana, y por la Divina (quizá no en todos pero sí en muchos casos, no me corresponde a mi juzgar en cualquier caso), pero la causa no es el machismo que dicen, que engloba todo lo que quien profiere la acusación de machista le dé la gana (facha es otro comodín ampliamente utilizado), las causas son otras y para corregirlas sería bueno empezar por una buena educación, y está claro que no es la que se está recibiendo en los centros educativos ni por televisión o medios de comunicación de masas.

Fermín Uriz

Comentarios